Ventajas


ESTUFAS DE INERCIA TÉRMICA

 

-Alto rendimiento energético: pudiendo llegar a rendimientos de 90% o superior. Las estufas de inercia térmica aprovechan al máximo el combustible.

-Dosificación del calor: por cada carga de leña (unas 2 horas de fuego) obtenemos entre 12 y 24 horas de calor homogéneo y constante.

-Calor por radiacción: el calor más confortable.

-Temperatura homogénea: sin gradientes de calor, toda la casa a igual temperatura desde el suelo al techo.

-Combustión casi completa: mínimos residuos y gases contaminantes.

-Sin aporte eléctrico: no necesita electricidad.

-Sostenible con el medioambiente: combustible renovable a base de leña seca.

-Diseño adaptable: nos deja cierta libertad para ser creativos y adaptar la estufa al ambiente y diseño de la estancia.

-Mejora de la calidad del aire: emanan iones negativos al ambiente, mejorando el confort y el descanso.

-Fácil limpieza: sin mantenimiento técnico, solo necesitará retirar la escasa ceniza después de la combustión.

 

HORNOS DE BARRO

 

-Los hornos de barro hacen buen pan: el pan se hornea con los tres tipos de calor, calor irradiado de las paredes de barro caliente, calor de convección del aire caliente cargado de humedad y calor de conducción a través de la base de ladrillo refractario en contacto con el pan.

-No se pierde la humedad: los alimentos se cocinan sin secarse ya que el barro es un excelente regulador de la humedad, mantiene el vapor dentro del horno permitiendo que nuestro asado permanezca jugoso.

-Horneado homogéneo: al cerrar el horno el calor es constante en todos sus puntos, lo que hace que nuestros platos se horneen a la misma temperatura, sin gradientes de dentro hacia fuera y a una temperatura más suave.

-Comida saludable: al hornear los alimentos se cocinan con menos grasa.

-Leña: combustible renovable.

-Sabor y textura inigualable: ese toque especial de la comida preparada con leña.