Hornos de barro


horno tandoor

Los inicios del horno de barro nos remontan a los egipcios 4000 a.c. Situando una cúpula de arcilla encima de los alimentos, consiguieron cocinarlos por primera vez tanto por abajo como por arriba.

Otras culturas construyeron agujeros en el suelo con paredes de piedras arcilla y paja y tras dejar brasas dentro junto a los alimentos, dejaban cocinarse todo una vez tapado con vegetación.

Los hornos Tandoor que hoy día perviven en zonas de India y Pakistán recubren sus paredes de arcilla y tienen una abertura superior. Se calientan con carbón y llegan a temperaturas de hasta 450º.

Posteriormente el diseño fue evolucionando elevando las paredes hasta hacer hornos a ras de suelo o incluso sobre algún soporte que hiciese más cómodo su manejo. Se pasó de una tapa en la parte superior a una cúpula con apertura frontal.

Civilizaciones posteriores incluyeron el arco romano frontal como sostén para la puerta, un arco menos vertical y más horizontal.horno moruno

Conociendo las técnicas para mantener el calor, los árabes ingeniaron la forma de no hacer paredes verticales ni de tapar el horno, y así nació el horno moruno. En un montículo ya formado de tierra, se practica una apertura lateral y se excava la tierra hasta dejar una especie de bóveda semicilíndrica en el interior.

La base para todos  es la misma, calentar una masa radiante de elevada inercia térmica que rodea la comida, para que ese calor se mantenga durante bastante tiempo y cocine los alimentos desde todos los ángulos. En Europa durante años se utilizaron los hornos comunales donde se cocía el pan para todo la zona. Incluso hoy día aún quedan algunos pueblos que disfrutan de dichos hornos en comunidad.